Técnicas para cuidar y conservar tus pascuas todo el año

QLE PascuasLo más común en estas celebraciones de fin de año, a veces por mera costumbre, es adquirir nuestra decoración de temporada como adornos, luces o pascuas y tras el paso de las celebraciones ignorarla o desecharla. En el caso de los adornos, solemos recuperar algunos o renovarlos cada año. Las luces suelen ser una lotería anual, que si la ganamos, nos permitirá usarlas de nuevo. Eso no sucede con las pascuas, que con algunos cuidados puede ser una compañera casi permanente de nuestras celebraciones y durante todo el año.

Adoptando los colores de la Navidad

Si aún no tienes una, lo mejor es comprar los ejemplares que tienen los capullos de flor más cerrados, como en forma de bolita y de colores rojos o verdes, eso te indicará que su proceso de floración es nuevo, lo que te asegura que su apariencia te durará por más tiempo. Las que ya poseen una capa de polen sobre las pequeñas flores están muy maduras y pronto decaerán.

Lo ideal es que su altura sea alrededor de dos veces y medio el diámetro de su maceta. Revisa que la tierra esté húmeda, pero no demasiado; una tierra demasiado húmeda puede pudrir las raíces y afectar el aspecto de la planta.

Con tu pascua perfecta, asegúrate de ponerla en un lugar preferencial para que tus visitantes las puedan apreciar.

Cuidados básicos para todo el año

La siguiente etapa natural es la caída de sus hojas, que sucede durante el primer trimestre del año, tras lo que requiere de una tarea sencilla de podado, deberás recortar los tallos semideshojados, dejando un aproximado de 10 centímetros en cada rama. Las pascuas segregan un líquido lechoso y muy irritante de autoprotección para evitar ser comida por animales; también es utilizado para eliminar verrugas de la piel.

En esta etapa la planta ha perdido su función decorativa, por lo que puedes cambiarla a un rincón fresco e iluminado de tu casa. Aquí inicia el reto de cumplir el calendario básico que experimenta esta espectacular flor, que prefiere florecer en estos meses del año tan especiales.

Entre el segundo trimestre del año la planta se comienza a activar, momento ideal para agregarle abono de crecimiento, ya que lentamente le crecerán nuevos brotes y follaje completamente verde; aspecto natural que no cambia sino hasta el inicio del último trimestre del año, cuando los días comienzan a acortarse, la señal que esta maravillosa planta necesita para empezar a activar un nuevo ciclo de floración.

Es aquí cuando el reto toma mayor importancia, ya que tu pascua no deberá recibir más de 10 horas de luz, para lo que podrás utilizar una bolsa negra de basura, una caja entera o un espacio de tu armario para crearle oscuridad completa entre las 5 p. m. y las 8 a. m. No olvides ayudarla agregándole abono de floración.

Tras algunas semanas notarás los cambios que has estado esperando durante todo el año. Tu amiga comenzará a teñir sus hojas superiores de color rojo, señal de que se prepara para las próximas celebraciones.

Tu pascua te agradecerá siempre que tengas en cuenta los siguientes consejos:

  • Temperatura constante entre 15º y 25º centígrados.
  • La calefacción o corrientes de aire fuertes pueden afectarla.
  • Necesita mucha luz, pero nunca rayos de sol directo, ubícala cerca de un balcón o ventana.
  • Dale más agua durante el verano y la floración.
  • Nunca eches agua en sus hojas.
  • Al ser plantas de interiores, su trasplante a áreas exteriores debe ser temporal.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s